25 de noviembre de 2009

Farrokh Bommi Bulsara (Stone Town, Tanzania, 5 de septiembre de 1946 – Londres, Reino Unido, 24 de noviembre de 1991)

Freddie Mercury
"¿Es esto vida real?
¿Es solo fantasía?
Atrapado en un derrumbamiento
No hay escape de la realidad
Abre tus ojos
Mira los cielos y ve

Soy solo un pobre muchacho, no necesito simpatía
Porque fácilmente vengo, fácilmente voy
Un poco arriba, un poco abajo
De la manera que sopla el viento, realmente no me importa"



"¿Por qué no coges otro pequeño trozo de mi corazón?
¿Por qué no lo coges y lo rompes
y lo destrozas?
Todo lo que hago es dar
Todo lo que haces es coger
¿por qué no me das un nuevo comienzo?

Así que déjame vivir
Déjame vivir (Déjame solo)
Déjame vivir y haz un
nuevo comienzo

¿Por qué no coges otro pequeño trozo de mi alma?
¿Por que no le das forma
y lo sacudes
Hasta que te controles realmente?
Todo lo que haces es agarrar
Y todo lo que hago es dar
Todo lo que estoy pidiendo
Es una oportunidad para vivir
..."



"¿Puede alguien encontrarme alguien a quien amar?
Cada mañana me levanto y me muero un poco
Apenas me puedo mantener en pie
(Echa un vistazo a tí mismo) Mírate en el espejo y grita
Señor, qué me estás haciendo
He consumido todos mis años creyendo en tí
Pero ahora ya no puedo obtener consuelo Señor
Alguien (alguien) ooh alguien (alguien)
¿Puede alguien encontrarme alguien a quien amar?"



19 de noviembre de 2009

Eduardo Hughes Galeano (Montevideo, 3 de septiembre de 1940)

El mundo

Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.

A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.

El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.

No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.


No consigo dormir.

Tengo una mujer atravesada entre los párpados.

Si pudiera, le diría que se vaya;

pero tengo una mujer atravesada en la garganta.

4 de noviembre de 2009

Jorge Francisco Isidoro Luis Borges (Buenos Aires, 24 de agosto de 1899 – Ginebra, 14 de junio de 1986)

Si pudiera vivir,nuevamente mi vida.
En la próxima trataría
de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto
me relajaría más.

Sería más tonto de lo que he sido
de hecho tomaría muy pocas cosas con serenidad.

Sería menos higiénico.

Correría más riesgos, contemplaría más
amaneceres.
Subiría
mas montañas, nadaría mas ríos. Iría a más lugares donde nunca he ido.
Comería más helados y menos habas.

Tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui de esas personas que vivió
sensata y prolíficamente cada minuto de su vida.
Claro que tuve momentos de
alegría.
Pero si pudiera volver atrás, trataría de tener solamente
buenos momentos.
Por si no lo saben, de eso esta hecha la vida.
“Solo momentos, no te pierdas el ahora.”
Yo era uno de esos que nunca iba a ninguna parte
sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas…
Si volviera a vivir
viajaría más liviano.
Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar
descalzo al principio de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño.
Daría mas vueltas en la calesita
contemplaría mas amaneceres y jugaría con más niños.
Si tuviera otra vez la vida por delante,
pero ya ven, tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.


1964
I

Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
Ya no compartirás la clara luna
ni los lentos jardines. Ya no hay una
luna que no sea espejo del pasado,

cristal de soledad, sol de agonías.
Adiós las mutuas manos y las sienes
que acercaba el amor. Hoy sólo tienes
la fiel memoria y los desiertos días.

Nadie pierde (repites vanamente)
sino lo que no tiene y no ha tenido
nunca, pero no basta ser valiente

para aprender el arte del olvido.
Un símbolo, una rosa, te desgarra
y te puede matar una guitarra.

II

Ya no seré feliz. Tal vez no importa.
Hay tantas otras cosas en el mundo;
un instante cualquiera es más profundo
y diverso que el mar. La vida es corta

y aunque las horas son tan largas, una
oscura maravilla nos acecha,
la muerte, ese otro mar, esa otra flecha
que nos libra del sol y de la luna

y del amor. La dicha que me diste
y me quitaste debe ser borrada;
lo que era todo tiene que ser nada.

Sólo que me queda el goce de estar triste,
esa vana costumbre que me inclina
al Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.

12 de octubre de 2009

Ernesto Guevara De La Serna(Rosario, 14 de junio de 1928 – La Higuera, 9 de octubre de 1967)

He nacido en la Argentina; no es un secreto para nadie. Soy cubano y también soy argentino y, si no se ofenden las ilustrísimas señorías de Latinoamérica, me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie.


Así estamos
consternados
rabiosos
aunque esta muerte sea
uno de los absurdos previsibles

da verguenza mirar
los cuadros
los sillones
las alfombras
sacar una botella del refrigerador
teclear las tres letras mundiales de tu nombre
en la rígida máquina
que nunca
nuca estuvo
con la cinta tan pálida

vergüenza tener frío
y arrimarse a la estufa como siempre
tener hambre y comer
esa cosa tan simple
abrir el tocadiscos y escuchar en silencio
sobre todo si es un cuarteto de Mozart
da vergüenza el confort
y el asma da vergueza
cuando tú comandante estás cayendo
ametrallado
fabuloso
nítido

eres nuestra conciencia acribillada

dicen que te quemaron
con qué fuego
van a quemar las buenas
las buenas nuevas
la irascible ternura
que trajiste y llevaste
con tu tos
con tu barro
dicen que incineraron
toda tu vocación
menos un dedo
basta para mostrarnos el camino
para acusar al monstruo y sus tizones
para apretar de nuevo los gatillos

así estamos
consternados
rabiosos
claro que con el timpo la plomiza
consternación
se nos irá pasando
la rabia quedará
se hará mas limpia

estás muerto
estás vivo
estás cayendo
estás nube
estás lluvia
estás estrella

donde estés
si es que estás
si estás llegando
aprovecha por fin
a respirar tranquilo
a llenarte de cielo los pulmones
donde estés
si es que estás
si estás llegando
será una pena que no exista Dios
pero habrá otros
claro que habrá otros
dignos de recibirte
comandante.


Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.

7 de octubre de 2009

Janis Joplin (19 de enero de 1943 - 4 de octubre de 1970)

almas cosmicas
El tiempo sigue en movimiento mis amigos se han ido yo sigo en movimiento
pero nunca encuentro la salida porque?
sigo empujando fuerte el sueño sigo intentando hacer lo correcto a tra vés de otro dia solitario, el amanecer ha llegado tarde veinticinco años, cariño en una sola noche bien tengo veinticinco años ahora y se que no estamos bien y yo no estoy mejor,
y no puedo ayudarte mas que lo hice cuando era niña.

Alguien que te ame
Cuando la verdad se encuentra en la mentira
Y toda la alegría muere
No desees que alguien te ame
No pidas que alguien te ame
No quieras que alguien te ame
Puedes encontrar a alguien mejor que te ame
Cuando la nena de flores del jardín esté muerta sí,
y su mente esté llena de rojo
No desees que alguien te ame
No pidas que alguien te ame
No quieras que alguien te ame
Puedes encontrar a alguien mejor que te ame
Tus ojos, digo que tus ojos pueden parecerse a sus ojos
Pero en tu cabeza nena "Yo tengo miedo que no sepas reconocerlos"


¿No sabes, cariño,Que nadie te amará nunca como yo trato de hacerlo?
¿Quién aliviará todo tu dolor, cariño, y también toda tu angustia?
Pero si tú me necesitas, sabes que siempre estaré cerca
En caso de que me quieras, vamos y llora, llora nene,
como siempre dices que haces.




Mercedes Sosa (San Miguel de Tucumán, 9 de julio de 1935 – Buenos Aires, 4 de octubre de 2009)

LA NEGRA SOSA

Duerme, duerme, Negrita que tu voz está en el campo, en la ciudad, en el canto rodado de aquel arroyo, en la almohada en la que apoyo mi cabeza desvelada, en mi vaso, en la enramada y en las radios de los coches. Tu voz la guarda la noche muy, pero muy bien guardada.

Hay que tener mucha maña Tener mucha gracia
Y tener fantasía siempre
Quien tiene la piel marcada
Posee la extraña maní de creer en la vida.


El tiempo pasa nos vamos poniendo viejos yo el amor no lo reflejo como ayer

En cada conversación cada beso cada abrazo

Se impone siempre un pedazo de razón vamos viviendo viendo las horas

Que van pasando las viejas discusiones se van perdiendo Entre las razones

Porque años atrás tomar tú mano robarte un beso

sin forzar el momento hacía parte de una verdad

Cambia lo superficial Cambia también lo profundo Cambia el modo de pensar Cambia todo en este mundo Cambia el clima con los años Cambia el pastor su rebaño Y así como todo cambia Que yo cambie no es extraño Cambia, todo cambia Cambia, todo cambia Cambia el sol en su carrera Cuando la noche subsiste Cambia la planta y se viste De verde la primavera Cambia el pelaje la fiera Cambia el cabello el anciano Y así como todo cambia Que yo cambie no es extraño Pero no cambia mi amor Por más lejos que me encuentre Ni el recuerdo, ni el dolor De mi pueblo y de mi gente Y lo que cambió ayer Tendrá que cambiar mañana Así como cambio yo En esta tierra lejana Cambia, todo cambia Cambia, todo cambia Pero no cambia mi amor Por más lejos que me encuentre Ni el recuerdo, ni el dolor De mi pueblo y de mi gente Cambia, todo cambia.

Quién dijo que todo está perdido Yo vengo a ofrecer mi corazón Tanta sangre que se llevó el río Yo vengo a ofrecer mi corazón No será tan fácil, ya sé que pasa No será tan simple como pensaba Como abrir el pecho y sacar el alma Una cuchillada del amor Luna de los pobres siempre abierta Yo vengo a ofrecer mi carazón Como un documento inalterable Yo vengo a ofrecer mi carazón Y uniré las puntas de un mismo lazo Y me iré tranquilo me iré despacio Y te daré todo, y me darás algo Algo que me alivie un poco más.





5 de octubre de 2009

Ana Laura Macal Dominguez (12 noviembre 1977-3 octubre 2008)

alaMado
Aun oigo pasos de tu presencia, aun aguardo escucharte y me cuentes cómo te ha ido. Aun re-leo correos en la espera de que seas tú quién me cuente y haga viva las líneas, pero sólo son letras con tintes fantasmas ausentes. Aun aguardo y añoro la sonrisa de mi amiga...


Y SOY MUJER....
Y soy Mujer...
no de minifalda, ni escote pronunciado,
Soy Mujer...
De grandes pechos, de curvas candentes,
ojos penetrantes,
ni abnegada, ni sumisa,

Soy Mujer...
De piernas gruesas, manos pequeñas,
melena alborotada,
ni objeto sexual, ni protectora,
Soy Mujer...
De labios carnosos, corazón indomable,
vulva caprichosa,
ni esclava, ni ama de casa,
Soy Mujer...
Inteligente, libre y decidida,
ni crédula, ni compasiva,

Soy Mujer...
De carácter fuerte, vengativa,
apasionada,
ni liviana, ni recatada,
Soy Mujer...
De mente abierta, piel morena
friolenta,
ni tímida, ni débil,
Soy Mujer...
Y todos los días mi vagina me lo dice:
SOY MUJER!!


Si tu Amistad es tu única oferta?
Acepto tu silencio..tu olvido, tu oferta..Al fin y acabo abriré otras puertas...

Si te veo…..al mundo ignoro

y sigo tus manos, tus labios, tus ojos…

Si te veo… ahí sentado,

recuerdo tus besos, tu mirada y tu enojo…

Si te veo… la piel se me eriza,

pues es a ella a quien acaricias

y me muero de envidia…

Si te veo… ¡Oh Amor Cubano!

mi corazón se marchita y

solo el canto de las ranas

acompaña mi despedida..

Eso es solo…Si te veo…

Si te veo…

Si te veo…

Si te veo…


A nombre propio declaro
que me gusta saberme mujer
frente a un hombre que se sabe hombre,
que sé de ciencia cierta
que el amor
es mejor que las multi-vitaminas,
que la pareja humana
es el principio inevitable de la vida,
que por eso no quiero jamás liberarme del hombre;
lo amo
con todas sus debilidades
y me gusta compartir con su terquedad
todo este ancho mundo
donde ambos nos somos imprescindibles.
No quiero que me acusen de mujer tradicional
pero pueden acusarme
tantas como cuantas veces quieran
de mujer.

2 de octubre de 2009

2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA

¡2 de octubre no se olvida!
Bien, después de algunos pendientes, voy directamente al tema por el que he sido invitado. Así es, hablaremos de la música mexicana, pero sobre todo, de un evento que marcó a la gente en mi ciudad: la ciudad de México. Fue un 2 de octubre (como hoy pero de hace 41 años), que como se escucha en este sitio, ¡no se olvida! El año era 1968, fecha importante en mi país, ya que en este mismo lugar se celebrarían los Juegos Olímpicos de México 1968. Sin embargo, fue un año en donde la hegemonía de un régimen autoritario se vio enfrentado contra un inmenso número de jóvenes que gritaban por un cambio que ya no sólo era urgente, sino sumamente necesario.
Después de una serie de enfrentamientos en la ciudad de México, que llevaron al ejército y a la policía a golpear y arrestar estudiantes ‘revoltosos’; con la presión de organizar unos Juegos Olímpicos que pondrían el nombre de México en alto; fue un 2 de octubre de 1968 cuando en la Plaza de las Tres Culturas (que recibe su nombre por los restos prehispánicos, la capilla y los edificios habitacionales que ahí convergen), que el gobierno autoritario mató en un acto cobarde no sólo a estudiantes, sino a todo aquél que se le pusiere enfrente…
Es aquí donde nació un triste y terrible recuerdo al que algunas canciones han inmortalizado para que en efecto, el 2 de octubre de 1968 nunca se nos olvide.
Banda Bostik - Tlatelolco 68
Esta es quizá la canción más representativa del trágico 2 de octubre de 1968. Es así que Banda Bostik, una de las agrupaciones más conocidas dentro del rock urbano en el Distrito Federal (el otro nombre de la ciudad de México), rinde tributo con una crónica desgarradora que nos pone a imaginar lo sangriento y trágico del suceso. Escucharán cómo las víctimas intentaban huír, escucharán al ejército disparar contra los suyos y sobre todo, la forma tan estrepitosa de callar a unos jóvenes soñadores que sólo ansiaban un cambio.
La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Barrio - 2 de octubre
De mis favoritas sin duda. La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Barrio, una agrupación con una fama destacable en el ámbito popular del país, no podía quedarse fuera de rendir un tributo lleno de ska mexicano. Escuchen muy bien la letra (y pongan atención en el video), ya que es una lección que no debe pasar por desapercibida. Si bien no se olvida, no sólo no se debe olvidar el hecho, sino los antecedentes que llevaron a que ese movimiento surgiera. Ya con más tiempo les platico mi visión sobre este importante suceso en la historia de mi país.
Óscar Chávez - La llorona del estudiante
Oscar Chávez es uno de los músicos más respetados y admirados en México. Cantante, actor y compositor, Chávez es reconocido como uno de los mejores cantautores del género popular del país. Es así, que en un verdadero tributo (que si pueden conseguir es altamente recomendable) saca dos volúmenes de su afamado México 68. De aquí se desprende esta versión de la famosa Llorona mexicana (canción tradicional) adaptada al tristísimo evento del 2 de octubre del 68.
Los Nakos - Un lugar
Otra banda con un pasado dentro del rock urbano en el DF. Los Nakos, con K, es una agrupación que rinde tributo de nuevo a este evento con una crónica que hace énfasis en la parte dramática del hecho. Una muy buena canción que nos remite a ese sonido callejero lleno de rabia y resentimiento por lo sucedido, pero sobre todo, lleno de impotencia. Ese fue el 2 de octubre, en un lugar que describen muy bien los muchachos de Los Nakos.
Tex Tex - Octubre
A principios de 1986, a las orillas del histórico Lago de Texcoco, surge esta banda que se hace llamar Tex Tex (o bien, Texcoco Texcoco). De las populares y consentidas de la banda, Tex Tex tampoco queda fuera del homenaje al 2 de octubre del 68. Aquí esta canción llamada Octubre que nos ofrece también una crónica del hecho, pero sobre todo, un mensaje de que el 2 de octubre no se olvidó, no se olvida y nunca se olvidará.

Enrique Figueroa AnayaAsfalto Tecnicolor (http://asfaltotecnicolor.blogspot.com)

2 DE OCTUBRE 1968...

¡¡NO SE OLVIDA!!
HAY QUE ODIAR CON AMOR REVOLUCIONARIO

MEMORIAL DE TLATELOLCO

La oscuridad engendra la violencia y la violencia pide oscuridad para cuajar el crimen.

Por eso el dos de octubre aguardó hasta la noche para que nadie viera la mano que empuñaba el arma, sino sólo su efecto de relámpago.

¿Y a esa luz, breve y lívida, quién? ¿Quién es el que mata? ¿Quiénes los que agonizan, los que mueren? ¿Los que huyen sin zapatos? ¿Los que van a caer al pozo de una cárcel? ¿Los que se pudren en el hospital? ¿Los que se quedan mudos, para siempre, de espanto?

¿Quién? ¿Quiénes? Nadie. Al día siguente, nadie. La plaza amaneció barrida; los periódicos dieron como noticia principal el estado del tiempo.

Y en la televisión, en la radio, en el cine no hubo ningún cambio de programa, ningún anuncio intercalado ni un minuto de silencio en el banquete.

(Pues prosiguió el banquete.)

No busques lo que no hay: huellas, cadáveres que todo se le ha dado como ofrenda a una diosa, a la Devoradora de Excrementos.

No hurgues en los archivos pues nada consta en actas.

Más que aquí que toco una llaga: es mi memoria. Duele, luego es verdad. Sangre con sangre y si la llamo mía traiciono a todos.

Recuerdo, recordamos. Ésta es nuestra manera de ayudar a que amanezca sobre tantas conciencias mancilladas, sobre un texto iracundo, sobre una reja abierta, sobre el rostro amparado tras la máscara.

Recuerdo, recordemos Hasta que la justicia se siente entre nosotros.


Detrás de la iglesia de Santiago Tlatelolco treinta años de paz más otros treinta años de paz, más todo el acero y el cemento empleado para las fiestas del fantasmagórico país, más todos los discursos salieron por boca de las ametralladoras.












Escucha

El rumor escucha
Las cadenas che lleva el torrente
-------Oye, mira
El terror cabalga en aras de bayoneta
-------Acércate amor mío, no temas, ya pasará
Nos cubrieron con lazos de dolor
Nos robaron el lenguaje de los astros
-------No temas ya llegará la aurora
En la negritud se volcó la imagen
Nos rompieron los cráneos
Y mis cabellos bañan la simiente.
-------Estréchate ya pasará el frío
Se crecieron las negras raíces
Serpiente verdesmeralda
Formada de cristal de gritos
Nos negaron el silencio
Y nos acogotaron con sus voces
-------Ya pasará amor mío no temas

28 de septiembre de 2009

Alejandra Pizarnik (Buenos Aires, 29 de abril de 1936 - 25 de septiembre de 1972)

A la espera de la oscuridad
Ese instante que no se olvida
Tan vacío devuelto por las sombras
Tan vacío rechazado por los relojes
Ese pobre instante adoptado por mi ternura
Desnudo desnudo de sangre de alas
Sin ojos para recordar angustias de antaño
Sin labios para recoger el zumo de las violencias perdidas en el canto de los helados campanarios.
Ampáralo niña ciega de alma Ponle tus cabellos escarchados por el fuego
Abrázalo pequeña estatua de terror.
Señálale el mundo convulsionado a tus pies
A tus pies donde mueren las golondrinas
Tiritantes de pavor frente al futuro
Dile que los suspiros del mar
Humedecen las únicas palabras Por las que vale vivir.
Pero ese instante sudoroso de nada
Acurrucado en la cueva del destino
Sin manos para decir nunca
Sin manos para regalar mariposas
A los niños muertos.

La mano de la enamorada del viento acaricia la cara del ausente.
La alucinada con su «maleta de piel de pájaro» huye de sí misma
con un cuchillo en la memoria.
La que fue devorada por el espejo entra en un cofre de cenizas y apacigua a las bestias del olvido.

Cuarto solo
Si te atreves a sorprender la verdad de esta vieja pared;
y sus fisuras, desgarraduras, formando rostros, esfinges, manos, clepsidras,
seguramente vendrá una presencia para tu sed,
probablemente partirá esta ausencia que te bebe.

Reconocimiento
Tú haces el silencio de las lilas que aleteanen mi tragedia del viento en el corazón.
Tú hiciste de mi vida un cuento para niños en donde naufragios y muertes
son pretextos de ceremonias adorables.




21 de septiembre de 2009

Leonard Norman Cohen (21 de septiembre de 1934 en Montreal, Canadá)

Poemas! Surgid! romped mi cabeza!
Para qué sirve un craneo?

Ayuda! ayuda!
Os necesito! Ella se está haciendo vieja.

Su cuerpo le dice todo.
Ha dejado a un lado los cosméticos.
Ella es una prisión de la verdad.
Haced que se levante!
danzad los siete velos!
Poemas !silenciad su cuerpo!

Hacedla amiga de los espejos!
Acaso he de ponerme mi capa?

vagar como la luna
sobre cielos y cielos de carne para partir de nuevo en la mañana?
Acaso no puedo fingir
que cada vez se vuelve más hermosa?
ser un convicto?

Acaso no puede mi poder engañarme?

Acaso no puedo vivir en mis poemas?

Deprisa! poemas! mentiras!

Maldita sea vuestra débil música!
Habeis dejado pasar a la artritis!

Tú no eres un poema
Eres un visado.


Yo soy el dulce cantante perdido cuya muerte
en la niebla ha sido reducida por vuestras nuevas
botas de tacón alto a colillas
Iba caminando por el puerto esta noche
buscando una cama de agua de 25 centavos
pero dormiré esta noche
con tus ligas enroscadas en mis zapatos
como arcos iris en vacaciones
con tu virginidad gobernando
los cementerios de condones como una segunda oportunidad
Yo creo Yo creo
que el jueves 12 de diciembre
no es la noche
y besaré de nuevo la vertiente de un pecho
un pequeño pezón sobre mi
como una puesta de sol

Me gustaría leer
uno de los poemas
que me arrastraron a la poesía.
No recuerdo ni una sola línea,
ni siquiera sé dónde buscar.
Lo mismo
me ha pasado con el dinero,

las mujeres y las charlas a última hora de la tarde.
Dónde están los poemas
que me alejaron
de todo lo que amaba
para llegar a donde estoy

desnudo con la idea de encontrarte.

Has gemido alguna vez debajo de mi,
Virgen de la Amnesia.
He olvidado si te rendiste

y dejame ser tu flamante juguete nuevo.
Soy el primero
en usar tus grilletes como si fueran

pulseras,
espía y traidor número uno
en los campos del cuarto de la pensión.

17 de septiembre de 2009

James Marshall Hendrix (Seattle, Washington, 27 de noviembre de 1942 - Londres, 18 de septiembre de 1970)

"Cuando el poder del amor sobrepase al amor del poder el mundo conocerá la paz"

"Hay personas que me imitan muy bien, de hecho copian hasta mis errores en la guitarra"


"Los periodistas dicen que nosotros actuamos en el escenario, nosotros sentimos la música; ellos actuán cuando hablan bien de la guerra para que mas gente se enliste en el ejército..."



Neblina purpura habia en mi cerebro,
Ultimamente las cosas no parecen ser iguales,
Actuo extraño pero no se por que
Disculpenme mientras beso el cielo.
Neblina purpura todo alrededor,
No se si subo o bajo.
¿Estoy feliz o en la miseria?
Sea lo que sea, esa chica puso un hechizo en mi.

Neblina purpura en mis ojos,
No se si es de dia o de noche,
Me tenes volando, volandome la mente
¿Es mañana o solo el fin del tiempo?
Ella está caminando por las nubes.
Con un circo en su mente dando vueltas.

Mariposas y cebras, y rayos de luna, y cuentos de hadas.
Es todo en lo que ella piensa,
cabalgando con el viento.

Cuando estoy triste, ella viene a mí.
Con mil sonrisas, que ella me regala.

Está bien ella dice, está bien
Toma cualquier cosa que quieras de mí, cualquier cosa, cualquier cosa.

Vuela pequeña ala
Si si, si, pequeña ala.


Y El Viento Llora Mary
Despues de que todas las cartas estan en sus cajas,
Y todos los payasos se fueron a dormir,
Puedes escuchar a la felicidad tambaleandose calle abajo
Marcas de pasos vestidos de rojo.

Y el viento susurra Mary.

Una escoba cariñosamente barre
Las piezas rotas de la vida del ayer.
En algun lugar una Reina esta llorando,
En algun lugar un Rey no tiene esposa.

Y el viento llora Mary.
Los semaforos se tornaran azules mañana
Y alumbraran su vacio en mi cama,
La pequeña isla cae rio abajo
Porque la vida que vivieron esta muerta.

Y el viento grita Mary.
Alguna vez el viento recordara
Los nombres que soplo en el pasado,
Y con su muleta, su vejez y su sabiduria
Susurra, "No, esta sera el ultima vez."
Y el viento llora Mary.








24 de agosto de 2009

Charles Pierre Baudelaire (9 de abril de 1821 - 31 de agosto de 1867)

Mi juventud no fue sino un gran temporal
Atravesado, a rachas, por soles cegadores;
Hicieron tal destrozo los vientos y aguaceros
Que apenas, en mi huerto, queda un fruto en sazón.
He alcanzado el otoño total del pensamiento,
y es necesario ahora usar pala y rastrillo
Para poner a flote las anegadas tierras
Donde se abrieron
huecos, inmensos como tumbas.
¿Quién sabe si los nuevos brotes en los que sueño,

Hallarán en mi suelo, yermo como una playa,

El místico alimento que les daría vigor?
-¡Oh dolor! ¡Oh dolor!
Devora vida el Tiempo,
Y el oscuro enemigo que nos roe el corazón,
Crece y se fortifica con nuestra propia sangre.


Ven a mi pecho, alma sorda y cruel, Tigre adorado, monstruo de aire indolente; Quiero enterrar mis temblorosos dedos
En la espesura de tu abundosa crin;

Sepultar mi cabeza dolorida
En tu falda colmada de perfume
Y respirar, como una ajada flor,
El relente de mi amor extinguido.
¡Quiero dormir! ¡Dormir más que vivir!
En un sueño, como la muerte, dulce,
Estamparé mis besos sin descanso
Por tu cuerpo pulido como el cobre.
Para ahogar mis sollozos apagados, Sólo preciso tu profundo lecho;
El poderoso olvido habita entre tus labios Y fluye de tus besos el Leteo.
Mi destino, desde ahora mi delicia, Como un predestinado seguiré;
Condenado inocente, mártir dócil
Cuyo fervor se acrece en el suplicio.
Para ahogar mi rencor, apuraré
El nepentes y la cicuta amada, del pezón delicioso que corona este seno el cual nunca contuvo un corazón.

La avenida estridente en torno de mí aullaba.
Alta, esbelta, de luto, en pena majestuosa,
pasó aquella muchacha. Con su mano fastuosa
Casi apartó las puntas del velo que llevaba.

Ágil y ennoblecida por sus piernas de diosa,
Me hizo beber crispado, en un gesto demente,
En sus ojos el cielo y el huracán latente;
El dulzor que fascina y el placer que destroza.

Relámpago en tinieblas, fugitiva belleza,
Por tu brusca mirada me siento renacido.
¿Volveré acaso a verte? ¿Serás eterno olvido?

¿Jamás, lejos, mañana?, pregunto con tristeza.
Nunca estaremos juntos. Ignoro adónde irías.
Sé que te hubiera amado. Tú también lo sabías.

15 de agosto de 2009

Hermann Karl Hesse (Calw, Baden-Wurtemberg, Alemania, 2 de julio de 1877 – Montagnola, Tesino, Suiza, 9 de agosto de 1962)

Lobo estepario
Yo, lobo estepario, troto y troto,

la nieve cubre el mundo,

el cuervo aletea desde el abedul,
pero
nunca una liebre, nunca un ciervo.
¡Amo tanto a los ciervos!

¡Ah, si encontrase
alguno!
Lo apresaría entre mis dientes y mis patas,

eso es lo más hermoso que imagino.
Para los afectivos tendría buen corazón,
devoraría hasta el fondo de sus tiernos perniles,

bebería hasta hartarme de su sangre rojiza,

y luego aullaría toda la noche, solitario.

Hasta con una liebre me
conformaría.
El sabor de su cálida carne es tan dulce de noche.
¿Acaso todo, todo lo que pueda alegrar
una pizca la vida está lejos de mí?
El pelo de mi cola tiene ya un color gris,
apenas puedo ver con cierta claridad, y hace años que murió mi compañera.
Ahora troto y sueño con ciervos,
troto y sueño con liebres, oigo soplar el viento en noches invernales, calmo con nieve mi garganta ardiente, llevo al diablo hasta mi pobre alma.


"Érase una vez un individuo, de nombre Harry, llamado el lobo estepario. Andaba en dos pies, llevaba vestidos y era un hombre, pero en el fondo era, en verdad, un lobo estepario. Había aprendido mucho de lo que las personas con buen entendimiento pueden aprender, y era un hombre bastante inteligente. Pero lo que no había aprendido era una cosa: a estar satisfecho de sí mismo y de su vida. Esto no pudo conseguirlo. Acaso ello proviniera de que en el fondo de su corazón sabía (o creía saber) en todo momento que no era realmente un ser humano, sino un lobo de la estepa. Que discutan los inteligentes acerca de si era en realidad un lobo, si en alguna ocasión, acaso antes de su nacimiento ya, había sido convertido por arte de encantamiento de lobo en hombre, o si había nacido desde luego hombre, pero dotado del alma de un lobo estepario y poseído o dominado por ella, o por último, si esta creencia de ser un lobo no era más que un producto de su imaginación o de un estado patológico. No dejaría de ser posible, por ejemplo, que este hombre, en su niñez, hubiera sido acaso fiero e indómito y desordenado, que sus educadores hubiesen tratado de matar en él a la bestia y precisamente por eso hubieran hecho arraigar en su imaginación la idea de que, en efecto, era realmente una bestia, cubierta sólo de una tenue funda de educación y sentido humano. Mucho e interesante podría decirse de esto y hasta escribir libros sobre el particular; pero con ello no se prestaría servicio alguno al lobo estepario, pues para él era completamente indiferente que el lobo se hubiera introducido en su persona por arte de magia o a fuerza de golpes, o que se tratara sólo de una fantasía de su espíritu. Lo que los demás pudieran pensar de todo esto, y hasta lo que él mismo de ello pensara, no tenía valor para el propio interesado, no conseguiría de ningún modo ahuyentar al lobo de su persona"

10 de agosto de 2009

Enrique Ortiz de Landázuri Izardui ( 11 de agosto de 1967 en Zaragoza)

BUNBURY
Canto por que me levanto
siempre con las mismas penas

con las heridas abiertas
que siguen sin sicatrizar

Vago por las veredas
por desiertos, por la selva

surcando los anchos mares
hacia ningun lugar
Canto por que me canso
de dar explicaciones

no tengo soluciones
para que tanto preguntar
Salto de cama en cama
de boca a boca
de falda en falda
no vuelvo por donde vine
nunca miro hacia atras
Y no hay mejor ni peor
pues con la gente que tropiezo

sufren del mismo dolor

SOL DE MI VIDA
FUÍ UN FRACASAO
Y EN MI CAIDA
BUSQUÉ DE HECHARTE A UN LAO
POR QUE TE QUISE TANTO
TANTO QUE EN MI RODAR
PARA SALVARTE
SOLO SUPE HACERME ODIAR.
Y HOY DESPUES DE UN AÑO ATROZ
TE VI PASAR
ME MORDÍ PA NO LLAMARTE






3 de agosto de 2009

Rosario Castellanos (Ciudad de México, México; 25 de mayo de 1925 - Tel Aviv, Israel; 7 de agosto de 1974)

Es necesario, a veces, encontrar compañía.
Amigo, no es posible ni nacer ni morir
sino con otro. Es bueno
que la amistad le quite
al trabajo esa cara de castigo
y a la alegría ese aire ilícito de robo.
¿Cómo podrás estar solo a la hora
completa, en que las cosas y tú hablan y hablan,
hasta el amanecer?



¿Qué hay más débil que un dios?
Gime hambriento

y husmea la sangre de la víctima
y come sacrificios y busca las entrañas de lo creado,
para hundir en ellas
sus cien dientes rapaces.
(Un dios. O ciertos hombres que tienen un destino)
Cada día amanece y el mundo es nuevamente devorado.

(...)Para el amor no hay tregua, amor. La noche
no se vuelve, de pronto, respirable. Y cuando un astro rompe sus cadenas y lo ves zigzaguear, loco, y perderse, no por ello la ley suelta sus garfios. El encuentro es a locuras. En el beso se mezcla el sabor de las lágrimas. Y en el abrazo ciñes el recuerdo de aquella orfandad, de aquella muerte.


Quisimos aprender la despedida
y rompimos la alianza
que juntaba al amigo con la amiga.
Y alzamos la distancia
entre las amistades divididas.

Para aprender a irnos, caminamos.
Fuimos dejando atrás las colinas, los valles,
los verdeantes prados.
Miramos su hermosura
pero no nos quedamos.

Llevamos nuestros pies
donde la soledad tiene su casa
y allí nos detuvimos para siempre.
En silencio aguardamos
hasta aprender la muerte.



Temí... no el gran amor.

Fui inmunizada a tiempo y para siempre con un beso anacrónico
y la entrega ficticia
—capaz de simular hasta el rechazo— y por el juramento, que no es más retórico porque no es más solemne.
No, no temí la pira que me consumiría sino el cerillo mal prendido y esta ampolla que entorpece la mano con que escribo.

28 de julio de 2009

Carilda Oliver Labra (6 de julio 1922, Matanzas, Cuba)

Si te demoras,
si se te hace un nudo y no me encuentras,
vas a quedarte ciego;
si no vuelves ahora: infame, imbécil, torpe, idiota,
voy a llamarme nunca.

Adiós, locura de mis treinta años,
besado en julio bajo la luna llena
al tiempo de la herida y la azucena.
Adiós, mi venda de taparme daños.

Adiós, mi excusa, mi desorden bello,
mi alarma tierna, mi ignorante fruta:
estrella transitoria que se enluta,
esperanza de todo por mi cuello.

Adiós, muchacho de la cita corta;
adiós, pequeña ayuda de mi aorta,
tristísimo juguete violentado.

Adiós, verde placer, falso delito;
adiós, sin una queja, sin un grito.
Adiós, mi sueño nunca abandonado.


Busco una enfermedad que no me acabe
sino el dolor constante de la vida:
algo para fingir que estoy dormida
detrás de este temblor de escarcha grave.

Busco un agua cósmica que lave
la lágrima terrible que me oxida;
busco el morir distinto, y voy herida
por la pena vulgar que nadie sabe.

Y así me marcho, sonriendo a todos,
luminosa de gracia y desventura,
con el secreto horror hasta los codos;

callándome en el verso y en la prosa,
para que escriban en mi tierra dura:
esta mujer ha muerto de dichosa.